Hemorroides

Muy Común
Más de 3 millones de casos en Estados Unidos por año

 

  • A menudo auto-diagnosticable
  • Síntomas: Pequeña protuberancia alrededor del ano y/o sangrado durante la defecación
  • Color: Por lo general rojo
  • Ubicación: Alrededor del ano, pueden ser internas
  • Tratamiento: Cirugía, inyección, ligadura con banda elástica, cambio de dieta
Alimentos con Fibra
Pan, cereales, y legumbres
1/2 taza de frijoles blancos – 9.5 gramos
1/2 taza de frijoles – 8.2 gramos
1/2 taza de frijoles negros- 7.5 gramos
Cereales de grano entero, fríos
1/2 taza de All-Bran – 9.6 gramos
3/4 taza de Total – 2.4 gramos
3/4 taza de copos de salvado – 5.3 gramos
1 paquete de cereal de grano entero, caliente (avena, Wheatena) – 3.0 gramos
1 panecillo inglés de trigo intergral
Vegetales
1/2 taza de calabaza de invierno – 2.9 gramos
1 camote mediano con piel – 4.8 gramos
1/2 taza de guisantes verdes – 4.4 gramos
1 patata con piel – 3.8 gramos
1/2 taza de vegetales mixtos – 4.0 gramos
1 taza de coliflor – 2.5 gramos
1/2 taza de espinaca – 3.5 gramos
1/2 taza de hojas de nabo – 2.5 gramos

ICD-10: K64.9
ICD-9: 455.6

Las Hemorroides son una parte normal de la zona rectal: Son las venas que abarcan las membranas mucosas en esta región. La condición que llamamos «Hemorroides» es muy común, pero inofensiva.

Se produce cuando estas venas se inflaman y/o se distienden más allá del ano. Muchos factores pueden afectar la presión venosa en el recto, como el esfuerzo al defecar, el embarazo, la obesidad, el sexo anal y la constipación. Aunque no significa un peligro para la salud, las Hemorroides pueden causar un malestar significativo, picazón, molestias y dolor.

Síntomas de las Hemorroides

Dependiendo de la ubicación de las Hemorroides – internas o externas – los síntomas pueden incluir sangrado al defecar, picazón, dolor, hinchazón y gases incontrolables o materia fecal y descargas de mucus. Se puede formar una pequeña protuberancia cerca del ano. Debido a que los tejidos circundantes a las venas del recto se debilitan y estiran con el tiempo, la aparición de Hemorroides es más probable en personas mayores.

¿Qué puedo hacer?

Cambie su dieta
El estreñimineto aumenta los síntomas de las Hemorroides. Usted puede cambiar su dieta para ablandar las heces. Para evitar el estreñimiento, usted debe comer más alimentos ricos en fibra como el muesli y el pan negro. El salvado de trigo es rico en fibra y puede ser usado como un suplemento en papillas u otros alimentos. También debe sustituir el pan blanco, la lechuga, tomates y pepinos, los cuales no contienen tanta fibra, con frijoles, guisantes, patatas, brócoli y coliflor. Si le resulta difícil agregar fibra a su dieta, existen fibras en forma de polvo que su doctor puede prescribir o que están disponibles en farmacias. La fibra en polvo debe ser ingerida con bastantes líquidos, ya que se unen al líquido en el colon.

Beba un vaso extra de agua con cada comida – los líquidos ablandan las heces y facilitan el tránsito intestinal. Intente ir al baño todos los días, idealmente a la misma hora del día.

Alivio de los síntomas
Cremas y supositorios pueden aliviar el dolor leve y la comezón, mientras que los paquetes de hielo pueden aliviar la hinchazón. Si usted ha tenido Hemorroides antes y reconoce los síntomas, puede adquirir medicamentos en las farmacias. También debe lavar la piel alrededor del ano con agua tibia después de defecar en mañanas y tardes. Evitar el jabón ya que puede irritar más. Limpie suavemente con palmaditas con una toalla seca en lugar de frotar. Si no le hace daño, también puede intentar retraer las Hemorroides.

¿Debería buscar atención médica?

Si es la primera vez que se produce una hemorragia en el recto, incluso si es sólo un poco de sangrado, debe comunicarse con su médico. Es importante localizar el origen del sangrado y su causa. También debe buscar ayuda si ha tenido un sangrado escaso previo, pero ahora se tornó más grande o más frecuente. El sangrado siempre debe ser tomado en serio, ya que podría ser debido a enfermedades graves, como cáncer.

Otras razones para ponerse en contacto con un médico incluyen dolor severo, comezón crónica, heces o secreción de mucus, si usted está tratando los síntomas por su cuenta y estos no desaparecen dentro de dos o tres semanas, si los síntomas se agravan o si las Hemorroides aumentan su tamaño.

Tratamiento para las Hemorroides

El consumo de alimentos ricos en fibra como frutas y verduras pueden suavizar las heces para reducir la necesidad de esfuerzo durante la defecación. Beber mucha agua y hacer ejercicio regularmente puede reducir la presión sobre las venas.

Las Hemorroides suelen durar una semana o menos, pero en los casos más severos pueden necesitar ser removidas mediante escleroterapia, ligadura con banda elástica, coagulación con láser, o cirugía. Si el examen muestra que las Hemorroides son grandes o causan sangrados abudantes pueden requerir ser examinadas por un cirujano. Existen varios tratamientos diferentes para eliminar las Hemorroides:

Tratamiento por inyección
Son fármacos inyectados con una jeringa a las Hemorroides. El agente hace que los vasos sanguíneos que conducen a las Hemorroides se contraigan, como el flujo de sangre disminuye, la Hemorroides se desincha y retrae.

Ligadura por banda elástica
Con la ayuda de un aparato especial, una banda elástica se posiciona alrededor de la Hemorroide. Cuando las Hemorroides ya no reciben ningún suministro sanguíneo, se contraen y desprenden luego de una a dos semanas.

Cirugía
Las Hemorroides pueden ser removidas con cirugía. Usted puede ser anestesiado por vía epidural o de manera completa durante la cirugía. La herida se vuelve a coser o se deja abierta y se le permite cicatrizar por sí misma. Otros métodos incluyen el corte de las Hemorroides con un dispositivo especial que también empalma los vasos con pequeñas grapas o mediante una puntada de hilo. La cirugía para remover las Hemorroides se considera más efectiva que las inyecciones o la ligadura. A menudo es doloroso durante el proceso de curación, pero por lo general el dolor desaparece dentro de una a dos semanas. El postoperatorio puede ser algo complicado, por lo que es importante mantener suave la materia fecal para reducir el dolor – asegúrese de beber mucha agua y comer fibra después de la cirugía.

Fuentes:

U.S. Department of Agriculture and U.S. Department of Health and Human Services, Dietary Guidelines for Americans, 2005.

James E. Everhart, M.D., M.P.H. Hemorrhoids. In: Everhart JE, editor.The burden of digestive diseases in the United States. US Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Institutes of Health, National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Washington, DC: US Government Printing Office, 2008; NIH Publication No. 09-6443 [pp. – ].

Respuestas a sus preguntas

¡Anónimo, rápido y seguro!

logo
1 (415) 234-4124
Support
Share This