¿Por qué deberías revisar tus lunares?

Los dermatoscopios son dispositivos de mano utilizados por los dermatólogos que tienen una lente de aumento y una luz polarizada brillante que permite la visualización por debajo de la capa superior de la piel. Los dermatoscopios han revolucionado la detección del cáncer de piel. Muchos consideran que el uso de los dermatoscopios es el estándar de atención para cualquier evaluación de lunares o posibles cánceres de piel. Al permitir a los dermatólogos observar debajo de la capa superior de la piel, podemos evitar biopsias innecesarias de manchas benignas y al mismo tiempo identificar cánceres de piel que de otra manera podrían haber pasado desapercibidos.

Por ejemplo, los lunares que pueden parecer normales a simple vista pueden tener un patrón de pigmentación que podría dar pistas para el diagnóstico de un melanoma. Por el contrario, un lunar que puede parecer preocupante al principio puede a veces ser identificado como benigno (¡o no ser un lunar en absoluto!) con el uso de un dermatoscopio.

El HÜD es el único dispositivo móvil que permite la interpretación dermatoscópica directa por un dermatólogo. Esto es crítico porque un dermatoscopio es una parte esencial de cualquier evaluación completa para el cáncer de piel. Mientras que un examen de la piel de todo el cuerpo requiere una consulta en persona con un dermatólogo, un examen dirigido por lunares es algo que se logra fácilmente con el HÜD.

Puedes comprar un HÜD aquí

¡Si cree tener alguna condición de la piel, pregúntale a un dermatólogo hoy!

logo
1 (415) 234-4124
Support
Share This